La producción agrícola debe incrementar en un 70 % por un aumento de 2,3 biliones de personas en 2050, lo que significa un aumento de la demanda de energía,la degradación del suelo, la escasez de agua y el calentamiento climático.La tecnología moderna es una de las claves para el dominio de este enorme reto de la agricultura moderna. Para ello, vamos a necesitar la colaboración de las nuevas tecnologías, como la electrónica, el GPS y la fotónica.

En general podemos definir los desafíos en los siguientes:

1.Máquinas sosteniblemente más ecológicas: Maquinaria que permite a los agricultores utilizar los recursos limitados de manera más eficiente y sostenible. Podrían convertir los residuos de cultivos y estiércol en fertilizantes, usar la rotación de cultivos para enriquecer el suelo y el agua de lluvia para alimentar redireccionar el sistema de riego.
2.Máquinas de dosificación eficientes: A través de una dosificación precisa y una mezcla eficiente, es posible, para reducir el costo de operación, aumentar el rendimiento de la cosecha y aumentar la eficiencia de los nutrientes y las semillas que se aportan en el suelo, lo que ahorra recursos y reduce la filtración de nutrientes.
3.Máquinas de consumo eficiente de energía: Significa no sólo motores de combustión más eficientes en los tractores, sino también en la maquinaria fabricada con materiales ligeros que necesitan menos energía para su funcionamiento con lo que se ahorra costes y tiempo.
4.La gestión del ciclo del agua: en relación con toda la planificación, desarrollo de estrategias, las decisiones operativas y tácticas para optimizar el ciclo del agua para satisfacer tanto las necesidades humanas como las de la agricultura y, al mismo tiempo los objetivos medioambientales.
5.La robotización de la producción: se trata de un reto a largo plazo.

thefivechallangesFemac-twitter